Actualización de la situación epidemiológica de la Fiebre del Nilo Occidental (West Nile Fever)

1. INTRODUCCIÓN

La Fiebre del Valle del Nilo Occidental (FNO en adelante, West Nile Fever en inglés) es una zoonosis causada por determinadas cepas del virus del Nilo Occidental (VNO) transmitidas por mosquitos. Dicho virus se mantiene gracias a un ciclo de transmisión mosquito-ave-mosquito, que se ve facilitada por la posibilidad de transmisión transovárica por la que el virus pasa de madres a huevos y así a la siguiente generación de mosquitos. Los seres humanos y los équidos se consideran huéspedes finales del virus por lo que no transmiten la enfermedad.

Las aves son consideradas reservorio de la enfermedad, es decir son capaces de mantener el virus sin padecer en algunos casos síntoma alguno, jugando un papel muy importante en el mantenimiento y diseminación del virus; a veces a largas distancias a través de las rutas migratorias. Algunas especies de aves son especialmente susceptibles, por lo que el virus puede causar eventos de alta mortalidad, como es el caso de los cuervos, aunque se ha encontrado virus en más de 250 especies de aves encontradas muertas o agonizantes.

El contagio se produce principalmente a través de la picadura de mosquitos pertenecientes en su mayoría al género Culex, en particular Culex pipiens, pero es posible que también participen, aunque en menor medida, otros artrópodos ya que se han detectado garrapatas, moscas y piojos infectados con este virus. La mayor parte de las infecciones humanas se producen por esta vía.

Un alto porcentaje de infecciones por VNO son asintomáticas (80%). En caso de presentarse clínica, la manifestación más severa de la infección es una encefalitis que ocurre tanto en humanos como en caballos.

El virus de la FNO es en la actualidad el Arbovirus más extendido en el mundo, encontrándose presente en todos los continentes excepto en la Antártica. En los últimos años, el virus ha aparecido en forma de brotes epidémicos con una alta proporción de casos graves en regiones templadas de Europa y América del Norte, convirtiéndose en una amenaza emergente de salud pública y animal en estas zonas.

Se han descrito ocho linajes filogenéticos, pero sólo los linajes 1 y 2 están asociados con la enfermedad en los humanos y por lo tanto son los más importantes desde el punto de vista zoonótico. En Europa, antes de la aparición de la cepa del linaje 2 en Hungría en 2004, los casos esporádicos y los brotes ocasionales en animales y seres humanos se debían a las cepas del linaje 1. Desde 2008, la cepa del linaje 2 se ha extendido por Europa central y la región del Mediterráneo oriental causando importantes brotes tanto en humanos como en animales.

A día de hoy la enfermedad se considera endémica en España y está incluida entre las enfermedades de declaración obligatoria a la OIE, en la que se consideran especies susceptibles a la enfermedad a los équidos, los gansos, los patos y las aves que no son

aves de corral. Por tanto, independientemente de las obligaciones de notificación frente a la UE, la enfermedad es de notificación obligatoria en todas estas especies.

Para más información sobre la enfermedad se puede consultar el siguiente enlace:

https://www.mapa.gob.es/es/ganaderia/temas/sanidad-animal-higiene- ganadera/info_west_nile_tcm30-111126.pdf

2. DISTRIBUCIÓN MUNDIAL DE LA FNO

El VNO es en la actualidad el Arbovirus más extendido en el mundo, encontrándose presente en todos los continentes excepto en la Antártica. Normalmente se mantiene en un ciclo endémico entre aves y mosquitos, causando brotes epidémicos estacionales durante la época de máxima actividad de los vectores competentes en la transmisión. Brotes que pueden afectar a aves y a diferentes mamíferos; principalmente y de forma más grave a équidos y personas.

Hasta la fecha las epidemias de mayor magnitud se han producido en los Estados Unidos, Israel, Grecia, Rumania y Rusia. Los sitios donde se producen los brotes se encuentran a lo largo de las principales rutas de las aves migratorias. Anteriormente, el VNO era prevalente en toda África, partes de Europa, el Oriente Medio, Asia occidental y Australia. Desde su introducción en 1999 en los Estados Unidos, se ha propagado y establecido desde el Canadá hasta Venezuela.

Según la información publicada por la OIE, a fecha 22 de octubre de 2020 existen brotes activos en la UE en Alemania, Austria, Bulgaria, Francia y Grecia, si bien existen también focos activos en España, Hungría, Italia y Portugal que han sido comunicados a través de ADNS, aunque no aparezcan reflejados en el mapa de la OIE.

Para más información sobre la situación mundial, se pueden consultar los siguientes enlaces:

https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/west-nile-virus https://www.oie.int/index.php?id=169&L=2&htmfile=chapitre_wnf.htm

3. SITUACIÓN DE LA FNO EN EUROPA

Durante el año 2019 se comunicaron a través de ADNS en Europa 100 focos de FNO en équidos y 53 en aves, distribuidos por países como se muestra en el siguiente gráfico.

Focos FNO confirmados por países año 2019

A continuación, se representa la ubicación de cada uno de los focos notificados en équidos y aves en Europa a lo largo de 2019.

Focos FNO équidos y aves Europa año 2019 (fuente RASVE-ADN)

page5image4100329760
Focos FNO confirmados por países año 2019

 

page5image4100330128
Focos FNO équidos y aves Europa año 2019 (fuente RASVE-ADN)

Según la información publicada por el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC), en el año 2019 (hasta el 4 de diciembre) habían sido notificados 410 casos humanos en la UE (Grecia 223, Rumanía 66, Italia 53, Hungría 36, Chipre 16, Bulgaria 5, Austria 4, Alemania 4, Francia 2 y Eslovaquia 1) y 53 en otros países próximos (Serbia 27, Israel 10, Turquía 10 y Macedonia del Norte 6), siendo el número de fallecidos de 50 durante ese período.

A continuación, se muestra la localización de los casos humanos comunicados durante el año 2019.

 

page6image4117705968