No es un “adiós”, es un “hasta la próxima”

En uno de sus cursos, en el que tuve la inmensa fortuna de poder participar, decía el austriaco Peter Drucker (1909-2005, consultor y profesor en Escuelas de Negocios, tratadista, y abogado, considerado el mayor filósofo de la administración empresarial del siglo XX): “todo profesional que se precie de serlo debe, a partir de los 55 años, si puede, cambiar cada 4 ó 5 años, por lo menos alguna de sus actividades laborales y buscar siempre su satisfacción personal en ella; es la mejor forma de permanecer intelectualmente joven”.

Desde hace años intento aplicar esta recomendación; así hace ahora cuatro años que mi buen amigo Alejandro Vicente y yo, después de que, con una diferencia de algunos meses, hubiéramos abandonado la nave de “Mundo Ganadero” y del Grupo Eumedia por razones conceptuales acerca de la forma en que debía ser el futuro de la comunicación en el “mundo agropecuario”, nos sentamos para diseñar las bases de lo que, unos meses más tarde sería, con el inestimable apoyo logístico del Grupo Axón Comunicación, el denominado Foro Agro-Ganadero.

En esta vida todo lo que tiene un inicio, tiene un final; es la regla. Así, el día 30 de junio del presente año 2019 llego al final de mi singladura en el Foro Agro-Ganadero.

La verdad es que me siento profundamente feliz y orgulloso de todo lo que, no sin mucho esfuerzo, hemos conseguido: unas 20 Jornadas TOP GAN con más de 4.000 asistentes; 150 boletines del Foro Agro-Ganadero que llegan a miles de ordenadores de la Península Ibérica y del mundo americano de habla hispana; una página Web que tiene decenas de miles de entradas; una App moderna y dinámica, etc.

Pero, de lo que me siento más satisfecho es de los casi 500 amigos que han participado en los Jornadas TOP GAN o que han escrito para el boletín y/o que han permitido que les grabemos alguna entrevista para ser publicada en el mencionado boletín y/o en nuestra página Web y de las decenas de miles de personas que nos leen. Es obvio: sin sus aportaciones y su fidelidad, hubiera sido absolutamente imposible llegar hasta dónde hemos llegado.

Ahora necesito imperiosamente, sí o sí, descansar. Estos últimos meses han sido para mí de una actividad frenética: clases, conferencias, congresos, seminarios, asesoramientos, publicaciones, viajes… y ello me está pasando, en cierta forma, factura; una parálisis facial a la que le está costando mucho remitir completamente puede ser una prueba de ello.

Los médicos se han puesto muy serios conmigo y no me queda otra que hacerles caso (no olvidemos que tengo una fuerte apuesta dineraria con alguno de ellos acerca de si voy o no a vivir 100 años y, por supuesto, no estoy dispuesto a perderla (a mí no me gusta perder ni al parchís); al fin y a la postre sólo me faltan dieciséis años para ganarla, una nimiedad, pero la edad no perdona y debo cuidarme más).

Por esta razón, julio y agosto les voy a dedicar, sobre todo, a leer, a estudiar y a hacer mucho deporte, natación, bici (estoy a punto de agenciarme una bici eléctrica de última generación ¡tremenda!)… También a intentar avanzar en el libro que estoy escribiendo acerca del “El mercadeo de Productos Pecuarios”.

En los próximos meses, ya reseteado y con las pilas físicas y mentales cargadas, seguro que se me ocurre el desarrollo de alguna nueva actividad profesional que me permita, a corto-medio plazo, seguir estando, de una forma u otra, en contacto con todos ustedes. Pero, en las próximas, semanas “no toca” pensar en ello; tiempo habrá.

Pero, lo que “si toca ahora” es concluir ésta, mi última aportación al por mi tan querido Boletín del Foro Agro-Ganadero y lo deseo hacer expresando mi más sincera gratitud a todas y a cada una de las personas que me han permitido disfrutar enormemente y aprender mucho a lo largo de estos últimos 48 meses (junio 2015 – junio 2019).

A todos y a cada uno de ellos, a todos y a cada uno de ustedes, a todos y a cada uno de vosotros, desde lo más profundo de mi corazón: ¡GRACIAS, GRACIAS y mil veces GRACIAS!

 

Carlos Buxadé Carbó.
Catedrático de Producción Animal.
Profesor Emérito.
Universidad Politécnica de Madrid
Universidad Alfonso X el Sabio

Amigos míos: un abrazo enorme preñado de gratitud y cariño y… ¡hasta la próxima!

A %d blogueros les gusta esto: