11/9/2017

El porqué de la rotativa robotizada DairyProQ de GEA (II Parte)

Continuando con lo expuesto en la I parte del presente artículo, en una sala de ordeño convencional rotativa de 80 puntos, por poner un ejemplo comparativo a una rotativa robotizada DairyProQ de 60 plazas, se necesitan como mínimo tres personas en la entrada y una persona en la salida, haciendo un total de 4 operarios.

Además, cuando los tiempos de ordeño quedan tan ajustados, necesitamos otra persona más en la sala para ayudar en momentos puntuales. Junto con este equipo de personas debemos poner el corralero, que es quien va y viene para traer animales a la sala de ordeño. Un total de 5-6 personas es lo que se necesita para gestionar un solo equipo de ordeño. En las granjas a 3 ordeños mínimo necesitas entre 20-24 personas para los tres turnos + el corre turnos (festivos y fines de semana).

Supongamos un promedio de 22 personas en total, lo que anualmente supone solo en nóminas y sin tener en cuenta las posibles bajas:

  • 22 personas x 25.000€ = 550.000€/año

En una DPQ, los costes de personal se reducen a dos personas por ordeño, uno en la sala y otro trayendo animales.

  • 8 personas x 25.000 € = 200.000 €/año

Esto supone una diferencia en costes en mano de obra anuales muy considerables

Ahorro en productos consumibles

Los consumibles son otro input importante al cabo del año, el cual los ordeñadores no valoran y suelen derrochar en abundancia.

En DPQ los consumos se reducen, puesto que la aplicación está mecanizada (no hay perdidas de producto) y puesto que con mucho menos producto y aplicado en el momento adecuado, la eficiencia del producto es mucho más elevada, aunque el producto sea más básico y con un precio, normalmente, menor.

  • Consumo de pre-dipping: 3ml/vaca/ordeño
  • Consumo de post-dipping: 12ml/vaca/ordeño

Otros parámetros que nos ayudan a decidir:

  • Como bien se ha dicho antes, el factor humano que influye fuertemente en el comportamiento de los animales es el estrés. Un animal relajado da mucho mejor la leche, lo que comporta más flujo y, en consecuencia, más rapidez en el ordeño. Este parámetro nos indica de forma indirecta que los riesgos de mamitis tienen que reducirse por el mero hecho de reducir el tiempo de ordeño. Unos buenos índices en los parámetros de ordeño ayudan a mejorar nuestros resultados.
  • Otro factor humano directo sería el trato con los animales. Cuando DPQ lleva su ritmo normal de trabajo, siempre igual y uniforme, la rutina de nuestros animales es cada vez más estándar. El ser humano no tiene el mismo rendimiento en el trabajo durante las primeras horas de ordeño o las últimas, por la mañana o por la noche, un día que se ha discutido con alguien o un día que llega muy feliz, un día motivado o desmotivado, etc.

Dejando de lado todo lo que es la alimentación, la mano de obra supone el mayor de los costes y, si tenemos en cuenta que un trabajador no siempre tiene el mismo rendimiento, esto es mayormente la causa de nuestros problemas cuando tratamos con un volumen tan alto de animales; por eso, podemos concluir que entendemos, dentro de nuestra modesta experiencia, que en explotaciones con un número elevado de animales de ordeño y, por consiguiente, un número grande de ordeñadores en la explotación, la elección de una rotativa DairyProQ de GEA es siempre una elección acertada.

José Luís Sánchez de Miguel.

Ingeniero Agrónomo GEA Westfalia Surge.

 

 

Palabras clave:

Categorías: Vacuno de leche

Comentarios (0)

Los comentarios emitidos serán publicados tan pronto como sean aprobados por el moderador, que se reserva el derecho de eliminar cualquier texto que se pueda considerar ofensivo, en la forma o en el fondo. Hay muchas formas de expresar una opinión o de realizar un comentario. Muchas gracias.

Añadir un comentario:

Nombre (requerido)

Email (requerido)

Comentarios (requerido)

Enviar