24/7/2017

La problemática de los lechones en las fases inmediatamente anteriores y posteriores al destete

El objetivo clave del rendimiento de la producción porcina debería ser la obtención del máximo peso al destete, ya que esto tiene una influencia global sobre el crecimiento subsiguiente en las etapas de crecimiento y cebo.

Sabemos que la edad al destete influirá en el intervalo entre partos de las cerdas, y en la transmisión de enfermedades entre cerda y lechón. La separación del lechón a edades tempranas permite aprovechar el potencial de su crecimiento genético debido a las limitaciones que presenta la cerda en cuanto a su producción de leche y la composición de la misma.

El destete es uno de los periodos más críticos del ciclo de producción porcina, ya que es una fase estresante en la que el lechón se tiene que adaptar a la separación de su madre, se mezclan con otros animales y se les traslada a un nuevo ambiente con un nuevo tipo de alimentación. Uno de los agentes causantes de mayor estrés en el lechón es el cambio rápido de una dieta líquida, a base de leche, a una sólida granulada a base de cereales. Esta transición, más los agentes estresantes anteriormente mencionados, hacen que el lechón no coma en unos 2 días y, a menudo, sufre una considerable pérdida de peso por movilización grasa de los tejidos.

El bajo consumo de alimento asociado a la baja integridad de la mucosa afecta de forma negativa al crecimiento y a la salud del cerdo destetado a edades tempranas. Los consumos de alimento bajos están asociados a una disminución de la capacidad de absorción y digestión, que se ve reflejada en la reducción del área de superficie de la mucosa y la frecuente disminución de las actividades enzimáticas del borde en cepillo. La permeabilidad de las macromoléculas es un indicador de la integridad del intestino delgado y aumenta con un nivel bajo de consumo de alimento.

El cambio brusco en la dieta y el comer en exceso después de la anorexia es uno de los factores que contribuyen a aumentar el pH gástrico en el destete (imagen 1). Un ambiente más ácido en el intestino fomenta la proliferación de bacterias beneficiosas, al tiempo que evita el crecimiento excesivo de bacterias de las especies patógenas.

Dado que las enfermedades entéricas después del destete tienen un origen multifactorial, la prevención debería enfocarse en la reducción de los factores predisponentes tales como:

  • Optimizar el medio ambiente al destete.
  • Optimizar la dieta para reducir su impacto en el medio ambiente intestinal.
  • Manipular el desarrollo y la estabilidad de la microflora intestinal.

Estos cambios que ocurren alrededor del destete, deben ser minimizados para evitar la parada o reducción del crecimiento y enfermedades entéricas; incluyendo la diarrea postdestete y enfermedad de los edemas, siendo una de las principales preocupaciones en el inmediato período post-destete y fuente importante de pérdida de ingresos en la industria porcina (cuadro 1).

Al mismo tiempo, la creciente preocupación sobre la relación entre la aparición de resistencias antibióticas de cepas bacterianas y el uso sub-terapéutico de antibióticos en las dietas del ganado ha llevado a una prohibición completa de los antibióticos en la alimentación en la UE y a la presión para eliminar el uso similar en otras partes del mundo. Por ello, una búsqueda efectiva de alternativas/sustitutos a los antibióticos es imperativa.

 

 

Susana Mesonero.

Veterinaria. Servicio Técnico de IDT Biologika.

 

 

Palabras clave:

Categorías: Porcino

Comentarios (0)

Los comentarios emitidos serán publicados tan pronto como sean aprobados por el moderador, que se reserva el derecho de eliminar cualquier texto que se pueda considerar ofensivo, en la forma o en el fondo. Hay muchas formas de expresar una opinión o de realizar un comentario. Muchas gracias.

Añadir un comentario:

Nombre (requerido)

Email (requerido)

Comentarios (requerido)

Enviar