10/7/2017

Tribuna informativa - Semana 27/2017

  1. La prórroga del veto ruso

Como era de esperar, dos días después de que el Consejo de la Unión Europea (U.E. – 28) prorrogase, por unanimidad, las sanciones económicas contra Rusia por haber aplicado de forma plena los Acuerdos de Minsk, que pusieron fin a la guerra en el Este de Ucrania (acuerdo entre Kiev y los rebeldes prorusos, que incluye un alto el fuego permanente y la devolución del control de la frontera oriental de Ucrania a las autoridades ucranianas), Rusia ha prorrogado, por decreto (firmado por el Sr. Putin el 30 de junio), hasta el 31 de diciembre de 2018, el embargo a los alimentos perecederos procedentes de la Unión Europea.

Las sanciones de la Unión Europea abarcan a los productos de doble uso (militar y civil) a la energía, a las finanzas y a la defensa, fundamentalmente.

Por su parte Rusia ha prorrogado el veto a una importante serie de productos de la U.E. (el mencionado veto se centra en la prohibición total para la importación de ternera, cerdo, verduras y hortalizas, frutas, carne de ave, pescado, quesos, leche y productos lácteos).

Cuando se instauró el primer veto, en el año 2014, las exportaciones de la Unión Europea a Rusia superaban los 12.200 millones de euros anuales (España exportó a Rusia en 2013 más de 350 millones de euros en productos afectados por el embargo, sobre todo frutas, carnes, verduras y hortalizas). Recordemos aquí la importancia que tuvo el mercado ruso para el sector porcino español; para los lácteos (muy importante por el alto nivel de excedentes de los mismos en la U.E.).

En el actual contexto, hay que señalar que el sector hortofrutícola europeo es de los más perjudicados (este sector lleva tiempo reclamando el fin del veto ruso, pues les ha originado pérdidas que ya superan los 2.100 millones de euros).

  1. Los antibacterianos y la Unión Europea

La Unión Europea puso en marcha, entre los años 2011 y 2016, el primer plan de acción para hacer frente a la resistencia a los antimicrobianos. Ahora, la U.E. acaba de aprobar un nuevo plan de acción ante la creciente amenaza que supone la mencionada resistencia que causa anualmente, en el seno de la Unión, 25.000 muertes y unas pérdidas económicas que se valoran en más de 1.500 millones de euros.

El plan se fundamenta en el planteamiento de “una sola salud”; se apoya en las recomendaciones de una evaluación externa e independiente y en las opiniones recabadas por las partes interesadas mediante una consulta pública llevada a cabo entre los meses de enero y de abril pasados. Un 79 por 100 de los encuestados consideró útil la acción de la Comisión.  

El citado plan aborda las resistencias, tanto en medicina como en veterinaria. Paralelamente, la Comisión ha adoptado el primer resultado concreto del plan, las directrices sobre la utilización prudente de antimicrobianos en medicina y contiene directrices para fomentar la utilización prudente de antimicrobianos en las personas.

Las mencionadas directrices se dirigen a todos los agentes implicados: personal de medicina, enfermería, farmacia o de la administración de hospitales y a otros implicados en la utilización de antimicrobianos. Complementan, de esta forma, las directrices de prevención y control de las infecciones que puedan existir a nivel nacional.

Además, el plan contiene más de setenta y cinco acciones basadas en tres pilares principales: convertir a la UE en una “región de buenas prácticas” (con mejores datos probatorios, mejor coordinación y supervisión, así como mejores medidas de control); fomentar la investigación, el desarrollo y la innovación (impulsando la investigación e incentivando significativamente la innovación;  sentando las bases para establecer políticas con una base científica y desarrollando medidas jurídicas para luchar contra la resistencia a los antimicrobianos, amén de afrontar las lagunas de conocimiento existentes en este tema, tales como las repercusiones de la resistencia en el medio ambiente) y dar forma a la agenda mundial (reforzando, desde su posición de liderazgo, el compromiso y la colaboración con organizaciones multilaterales e intensificando significativamente la cooperación con los países en desarrollo más afectados).

  1. Plan de prevención y lucha contra los incendios forestales

El Consejo de Ministros acaba de aprobar (más vale tarde que nunca) el plan de actuaciones de prevención y lucha contra los incendios forestales para el año 2017.

Se trata de un importante conjunto de medidas interdepartamentales con vocación unificadora, integral y coordinadora de toda la política estatal en la materia. Las mismas implican a los Ministerios de la Presidencia y para las Administraciones Públicas, Defensa, Interior, Fomento, Economía, Industria y Competitividad, Justicia, y Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente. 

Este plan recoge todos los medios aéreos, humanos y técnicos que el Departamento desplegará durante la campaña de verano en apoyo de las Comunidades Autónomas, que son competentes en la prevención y lucha contra los incendios forestales en sus territorios. 

El apoyo a las Comunidades Autónomas se realizará, durante esta campaña 2017, con un dispositivo que este año se refuerza con 2 nuevos aviones de Comunicaciones y Observación y con 4 vehículos aéreos no tripulados (drones), para el seguimiento nocturno de los siniestros. 

El Ministerio dispone de 7 Unidades Móviles de Análisis y Planificación. Se trata de vehículos todoterreno dotados de una estación meteorológica automática, equipo de comunicaciones con radio en banda aérea y terrestre y unidad de recepción de imágenes enviadas desde ACO. Su labor principal es la de servir de apoyo al Director de Extinción de la Comunidad Autónoma en los grandes incendios.

Por otra parte, para esta campaña de verano, el MAPAMA (Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente) dispone de 70 aeronaves de distintas capacidades, que se ubicarán en las 37 bases existentes distribuidas en distintos puntos de nuestra geografía peninsular e insular. Se trata, de acuerdo con lo publicado, de 18 aviones Canadair, con capacidad de descarga de 5.500 y 6.000 litros; 10 aviones de carga en tierra Airtractor 802, de 3.100 litros de capacidad de depósito; 8 helicópteros bombarderos Kamov  K32A con capacidad de carga de agua de 4.500 litros; 19 helicópteros biturbina con capacidad de descarga de 1.200 litros; 4 aviones de comunicaciones y observación ACO, equipados con material de transmisión de fotografías digitales, a través de telefonía móvil GPRS, y de vídeo continuo, tanto en espectro visible como en infrarrojo; 6 aviones Fire Boss AT-802, de 3.100 litros de capacidad de depósito que operarán por parejas; 4 vehículos aéreos no tripulados (RPAS), que prestarán servicio en el periodo de alto riesgo desde bases del Ministerio. Operarán en el arco nocturno con objetivos de vigilancia y seguimiento de los incendios.

Para el apoyo al trabajo de las brigadas, así como para su transporte, se cuenta con 1 helicóptero BK 117 para apoyo en actividades de defensa contra incendios; 4 aviones de comunicaciones y observación ACO, equipados con material de transmisión de fotografías digitales, a través de telefonía móvil GPRS, y de vídeo continuo, tanto en espectro visible como en infrarrojo. Hay que tener en cuenta que el MAPAMA dispone de 10 Brigadas de Refuerzo contra Incendios Forestales (BRIF), que desarrollan su actividad en labores de extinción, estando especializadas en el combate de grandes incendios. De ellas, 9 pertenecen a las BRIF-A, que constan de 3 equipos de 1 técnico, 2 capataces y 14 brigadistas, y 1 a las BRIF-B, compuesta por equipos de 1 técnico forestal, 1 capataz y 7 brigadistas. 

Además, se cuenta con un dispositivo periférico, formado por 100 profesionales, que desarrollan las funciones de jefatura de las bases del Ministerio y llevan la coordinación de estos medios con el Centro de Coordinación de la Información Nacional sobre Incendios Forestales Medios terrestres.

En las comarcas con mayor problemática de incendios forestales, el MAPAMA situará 18 Equipos de prevención Integral contra Incendios Forestales (EPRIF). También deben participar en las labores de prevención 10 Brigadas de Labores Preventivas, que cuentan con más de 500 trabajadores, que realizan trabajos de selvicultura preventiva y, ocasionalmente, apoyan a los EPRIF en la ejecución de quemas prescritas. 

También hay que indicar que el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente publica diariamente, en su página Web, el Parte de Actuaciones de los medios desplegados, cuya información se actualiza tres veces al día. También se publica el Parte definitivo de actuaciones del día anterior y el mapa de riesgo diario, así como otra documentación complementaria.

  1. El desperdicio de alimentos

Nuestro Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio ambiente ha dado a conocer la semana pasada los resultados anuales del estudio de cuantificación del desperdicio alimentario en los hogares españoles y los últimos datos disponibles relativos al periodo otoño–invierno del año periodo pasado.

El mencionado estudio pretende cuantificar los alimentos (tal como se compraron) desechados por deterioro o caducidad, así como cuantificar las recetas (alimentos cocinados). Entre octubre del año 2015 y septiembre de 2016, los hogares españoles malversaron, tiraron a la basura, 1.245,9 millones de kilos de alimentos en condiciones de ser consumidos (24 millones de kilos semanales).

Aunque se trata de una cifra sin duda muy elevada, es inferior en un 6 por 100 a la correspondiente al periodo anterior. Ello pone en evidencia la paulatina concienciación de las familias en la lucha contra el desperdicio alimentario, ya que esta cifra supone que se tiraron a la basura 80,1 millones de kilos menos.

Lamentablemente, entre octubre 2016 y marzo 2017, se ha roto la mencionada tendencia de concienciación y se ha registrado un repunte del nivel de los alimentos desperdiciados en un 8,2 por 100 respecto al semestre anterior.

A nivel de año móvil (de abril 2016 a marzo 2017) la evolución ha sido positiva, ya que se reduce el desperdicio un 1,1por 100 respecto al mismo periodo del año anterior

Las categorías de verduras y sopas son las únicas que no contribuyen al incremento del desperdicio de alimentos. Las categorías de frutas y de lácteos y cárnicos son las que peor evolucionan.

Se pone en evidencia también una utilización de los alimentos menos adecuada, que lleva a tirar mayor cantidad a pesar de la menor compra realizada, situándose la tasa de desperdicio (volumen desperdiciado / volumen comprado) en un 4 por 100.

Por otra parte, de acuerdo con el mencionado estudio del MAPAMA, aumentan el volumen y número de personas que tiran platos cocinados, a pesar de reducirse el número de quienes tiran directamente desde el plato.

Lo que sí pone en evidencia este estudio es que a las familias de nuestro país les queda, en este capítulo, un largo camino por recorrer y ello a pesar de que la crisis ha contribuido a un cambio muy importante en los hábitos de consumo y en la consideración del gasto familiar (aquí encaja la nueva estrategia del MAPAMA: “más alimento, menos desperdicio 2017 – 2019”).

  1. Francia reconfirma la prohibición de los neonicotinoides

 Como es sabido, el Estado francés dispone de una una ley que data del año 2016 y que versa sobre la recuperación de la biodiversidad. De acuerdo con la misma, se va a prohibir en Francia el uso de los neonicotinoides a partir del 1 de septiembre de 2018. La razón: sus efectos negativos sobre los polinizadores.

El Primer Ministro francés, Edouard Philippe, ha anunciado que esta ley no se va a revisar, por lo que la prohibición entrará en vigor en la fecha prevista. No obstante, recordó que, hasta 2020, se pueden introducir ciertas medidas de transición.

El anuncio del Primer Ministro se ha debido a la controversia surgida entre el Ministro de Medio Ambiente, Nicolas Hulot y el recién nombrado Ministro de Agricultura, Stéphane Travert (nombrado hace una semana en sustitución de Jacques Mézard, quien ha estado solo un mes en el cargo).

El Ministro de Medio Ambiente está a favor de mantener la ley y, por tanto, la prohibición de los neonicotinoides tal y como está. Está en contra de hacer ningún tipo de concesión, porque considera que es un tema de carácter sanitario. Por el contrario, el Ministro de Agricultura defiende que la ley francesa es más restrictiva que la comunitaria, por lo que los agricultores galos están en desventaja y que, además, dicha prohibición no debería aplicarse hasta que hubiera productos sustitutos para los neonicotinoides.

Cabe recordar que, en el año 2013, en la Unión Europea, se aprobó el Reglamento nº 485/2013, por el que se suspendía, a partir del 1 de diciembre del año 2013, el uso de tres plaguicidas de la familia de los neonicotinoides (clotianidina, imidacloprid y tiametoxam) para el tratamiento de las semillas, para su aplicación al suelo (gránulos) y para el tratamiento foliar de plantas y cereales (a excepción de los cereales de invierno) que son fuente de atracción para las abejas.

En estas restricciones se incluían algunas excepciones, relacionadas con la posibilidad de tratar los cultivos atractivos para las abejas, ya sea en invernadero o en campo abierto, pero siempre después de la floración.

En este sentido, la Comisión Europea ha presentado recientemente una nueva propuesta que ampliaría las restricciones impuestas a los tres neonicotinoides, en lo que atañe a sus usos en todos los cultivos en campo abierto, incluso a los que no generan flor.

Esta situación conflictiva originada en Francia encontrará, casi con toda probabilidad, un reflejo en otros Estados de la Unión Europea muy sensibilizados con toda esta temática (por ejemplo, los Estados del Norte de la U.E.). Habrá que ver cuánto tarda en llegar a España.

Palabras clave:

Categorías:

Comentarios (0)

Los comentarios emitidos serán publicados tan pronto como sean aprobados por el moderador, que se reserva el derecho de eliminar cualquier texto que se pueda considerar ofensivo, en la forma o en el fondo. Hay muchas formas de expresar una opinión o de realizar un comentario. Muchas gracias.

Añadir un comentario:

Nombre (requerido)

Email (requerido)

Comentarios (requerido)

Enviar