13/3/2017

Situación actual de las ganaderías de lidia

Según el segundo informe sobre la situación de los recursos zoogenéticos mundiales para la alimentación y la agricultura (2016), cerca de un 17 por 100 de las razas de animales domésticos en el mundo (1.458 razas) se encuentran actualmente en peligro de extinción, mientras que la situación de riesgo de muchas otras (58 por 100) simplemente se desconoce, debido a la falta de datos sobre el tamaño y la estructura de sus poblaciones.

En los últimos 15 años se han extinguido cerca de 100 razas de ganado. En España, el 75 por 100 de las razas autóctonas están en peligro de extinción (MAGRAMA, 2015), debido a la baja o nula demanda de la sociedad, que ha hecho que su cría se haya frenado o detenido por completo. La evolución en los transportes, la mecanización agraria y la masiva introducción de razas extranjeras de mayores rendimientos productivos ha paralizado la evolución de muchas de ellas, al no poder competir en las diferentes áreas.

La raza de lidia, como se puede constatar en la figura que se adjunta, ha disminuido su censo paulatinamente en los últimos cinco años.

Actualmente, está distribuida en 934 ganaderías y 194.931 cabezas de ganado, ocupando el segundo lugar en el censo de razas bovinas de nuestro país, por detrás de la frisona. Por esta razón, no se cataloga como “raza en peligro de extinción”, pero si analizamos en profundidad la población “toro de lidia” como agrupación de encastes, líneas o sub-poblaciones, como es considerada por los genetistas, muchos de estos subgrupos sí que están realmente en serio peligro de desaparición.

Esta situación es muy alarmante y más aún por el hecho que algunos de estos encastes, amenazados en la actualidad, se encuentran representados en pureza por una sola ganadería, en la mayoría de los casos con menos de 200 vacas madres. Es el caso de Miura, Pablo Romero, Concha y Sierra, Veragua, Saltillo, Urcola y Conde de la Corte.

Con el objetivo de conservar los encastes, el Ministerio de Agricultura Pesca y Alimentación, ha promovido desde 1999 un banco de germoplasma, mediante el cual se han obtenido semen y embriones de algunos encastes en peligro de extinción. De esta forma, se ha obtenido semen de ganaderías de diferentes líneas y encastes. De algunas de ellas se obtuvieron además embriones, pero finalmente el proyecto ha quedado muy lejos del objetivo marcado, pues muchas de las ganaderías en peligro no han participado.

Es esencial la coordinación entre todos los organismos y entidades implicadas en la conservación y utilización de los recursos zoogenéticos de la raza para la articulación y consolidación de una red de trabajo con los centros de investigación y universidades especializados en materia de reproducción, genética y zootecnia.

Esta red se encargaría de aplicar al ganado bravo los progresos científicos y avances tecnológicos en el ámbito de la zootecnia, propiciando la creación de un centro activo de conservación, análisis, ordenación y almacenamiento del material genético de la raza, completando y mejorando el Banco Nacional de Germoplasma con la obtención y conservación de un mayor número de embriones, y abriendo el abanico de ganaderías para llegar a  almacenar un volumen de material suficiente como para recuperar la raza, según los criterios de la FAO anteriormente mencionados.

 

Juan Manuel Lomillos Pérez.

Centro de vigilancia sanitaria veterinaria VISAVET.

Universidad Complutense de Madrid.

 

 

Palabras clave: Toro de Lidia, Peligro de extinción

Categorías: Otras ganaderías

Comentarios (0)

Los comentarios emitidos serán publicados tan pronto como sean aprobados por el moderador, que se reserva el derecho de eliminar cualquier texto que se pueda considerar ofensivo, en la forma o en el fondo. Hay muchas formas de expresar una opinión o de realizar un comentario. Muchas gracias.

Añadir un comentario:

Nombre (requerido)

Email (requerido)

Comentarios (requerido)

Enviar