13/11/2017

Perspectivas de la avicultura ecológica de carne en Andalucía

La producción ecológica de carne de aves conforma un subsector relativamente pequeño entre la ganadería ecológica andaluza. En este artículo se analiza su situación censal y se describen algunas características y perspectivas del subsector.

Según estadísticas del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, en 2015 existían en Andalucía siete granjas ecológicas certificadas para la producción de carne de ave, frente a las 82 existentes en toda España, lo que supone un 8,5% del total nacional. Ocupa el cuarto lugar por número de granjas, tras Cataluña, Galicia y Baleares. En las granjas andaluzas hay 20.000 cabezas, suponiendo un 9,6% de las 208.000 aves de carne ecológicas de toda España. El número de explotaciones andaluzas de producción de carne ecológica de ave se mantuvo estable desde 2006, mientras que el número de cabezas se redujo en una cuarta parte, lo que revela un cierto estancamiento. Contrasta con la franca expansión que han experimentado en la región las granjas de gallinas ponedoras ecológicas.

De acuerdo con las mencionadas estadísticas, la distribución provincial es particularmente heterogénea, tanto por número de explotaciones como por las especies producidas. Constan tres granjas productoras de pollos y cuatro que producen otras especies de aves. Las explotaciones de pollos se encuentran en las provincias de Jaén (una granja con 1.768 cabezas), Sevilla (una explotación con 7.895 pollos) y Málaga (una granja de capones cuyo número de aves no consta en las estadísticas). Las granjas de otras especies se encuentran en las provincias Cádiz (una granja con 4.260 cabezas), Huelva (una explotación con 3.540 aves) y Sevilla, que suma 2.396 cabezas en una granja que produce pavos y en otra interesante explotación extensiva de gansos criados en una dehesa de la Sierra Norte de la provincia.

Además de las explotaciones que figuran en la estadística de 2015 del Ministerio, en el Sistema de Información de la Producción Ecológica de la Junta de Andalucía constan otras experiencias más recientes dedicadas a la producción de aves de engorde, destacando una para la producción de gansos en la provincia de Córdoba, con 6.000 cabezas, destinados también a la producción de foie gras sin alimentación forzada, y una granja con 50 patos para carne en la provincia de Almería.

Para situar el tamaño de las explotaciones andaluzas en contexto, hay que tener en cuenta que el Reglamento (CE) 889/2008, que regula la producción ecológica, establece un máximo de 4.800 pollos. de 3.200 a 4.000 patos (según el tipo y sexo) o 2.500 capones, gansos o pavos por gallinero, que debe haber un máximo de 10 aves/m2 (con un máximo de 21 kg de peso vivo/m2) en el alojamiento cubierto y que hacen falta al menos 4, 4,5, 10 o 15 m2 de superficie al aire libre por pollo, pato, pavo o ganso, respectivamente, para que puedan pastorear en rotación.

La comercialización de la carne de las aves ecológicas producidas en Andalucía es variada. Parte de los productores recurren a la venta directa y a los canales cortos de comercialización, pero otros productores de mayor tamaño realizan una distribución a mayor escala y de más amplio radio de comercialización, llegando incluso a la exportación, como es el caso de los productos del ganso.

Son varias las circunstancias de la producción ecológica de carnes de ave en Andalucía que hacen que el subsector no se expanda al ritmo que sí lo hace el de producción de huevos ecológicos. Por una parte, criar en régimen ecológico pollos desde un día de edad plantea más retos de manejo y sanitarios que incorporar pollitas de recría, ya con cerca de 18 semanas, como sucede en la producción de huevos. Por otra parte, en algunos casos, los mataderos habilitados para sacrificar con las exigencias del régimen ecológico se encuentran alejados de las granjas. Además, hay dos factores de índole comercial que hacen que cueste ganar consumidores de carne ecológica de ave: su mayor precio en comparación con la carne de ave convencional y la falta de hábito de consumo de este tipo de carnes, de características diferentes a la de pollo broiler. Por citar un ejemplo, la carne de pollo ecológico puede llegar a costar unos 12 euros/kg, lo que implica que una canal puede alcanzar unos 30 euros.

El sector productor de aves de engorde ecológicas de Andalucía se caracteriza, por tanto, por su estabilidad y su pequeño tamaño, por lo que serían necesarias acciones que permitiesen impulsarlo en un futuro próximo. Entre dichas acciones destacarían la promoción y la valorización de sus productos para incrementar su demanda.

Pedro González-Redondo

Dpto. Ciencias Agroforestales. ETSI Agronómica.

Universidad de Sevilla.

 

 

Palabras clave:

Categorías:

Comentarios (0)

Los comentarios emitidos serán publicados tan pronto como sean aprobados por el moderador, que se reserva el derecho de eliminar cualquier texto que se pueda considerar ofensivo, en la forma o en el fondo. Hay muchas formas de expresar una opinión o de realizar un comentario. Muchas gracias.

Añadir un comentario:

Nombre (requerido)

Email (requerido)

Comentarios (requerido)

Enviar